jueves, 2 de octubre de 2014

De exclusiones y otras pesadillas

 Una de las grandes taras en nuestro país, es el creernos intocables, porque tenemos la firme convicción de estar siempre haciendo lo correcto, por ello podemos observar cuando apresan a un delincuente las mamás salen a gritar a los cuatro vientos que sus hijos son inocentes sin mayor juicio, y que no son capaces de matar una sola mosca; por lo tanto puedo entender donde nace esa vocación. Sabemos todos que en política estamos en las antípodas de lo que hasta hace medio siglo se tenía como imagen de los políticos.
Hoy en día, ser político significa participar en una contienda electoral; cuando puedo afirmar que la mayor cantidad de ciudadanos que hacen política, muy pocas veces se les ve en esos avatares, por lo expuesto a nadie interesa leer por lo menos las reglas de juego de una contienda electoral.  Han pasado tres procesos electorales con nuevas normas para estos acontecimientos y el resultado es haber hecho tabla raza de estas normas; pero es necesario, y ahora momento de empezar de una vez por todas, de cumplir las normas y no solo en procesos electorales sino en toda actividad que marque el andar de la ciudadanía para soñar siquiera, componer este bendito país que existe por la errónea manera de creer que Dios es peruano.
Volviendo a nuestro proceso electoral en Ucayali, la exclusión de candidatos por parte del JEE, no debe llamarnos la atención y peor aun, horrorizarnos; pero la costumbre de ver nuestra culpa en pellejo ajeno es un deporte que marca la forma de hacer política en nuestro país, "nadie pierde una elección solo que el otro hizo trampa".
Con el pedido de exclusión de cuatro candidaturas por mentir en la hoja de vida, el que menos y sobre todo los aludidos; han empezado a ver demonios en el solicitante cuando realmente lo llevan dentro y que sus pesadilla son generados por ellos mismos al no hacer bien las cosas y por que el gusanillo del poder les indujeron a decir que SON lo que NO SON.
El JEE excluyó de este proceso al candidato de APP por Yarinacocha y nadie dice nada, porque no está en su piel; particularmente no opino que esté bien o mal, por que lo justo es pensar, que está en correcta sincronización con las reglas de juego electoral y al que le tocó, a meditar un poco, a arrepentirse  o a llorar al río (tiene para elegir), pero no me vengan con culpar a otros de su "mala suerte". APP es el partido en que milito, cuyos integrantes a nivel nacional son la muestra clara de lo que ocurre en nuestra sociedad y cualquier otra agrupación política y de otra índole, donde cohabitan mentirosos, honrados, piratas y filibusteros; y que es necesario decantar desde adentro y desde afuera.
Esperemos con serenidad el pedido de exclusión y lo que determine el JEE, y no echen la culpa a APP de sus pesadillas, quién les manda ser arrogantes, quién les manda no medir su grado de soberbia (porque todos los políticos lo tienen, me incluyo); pero sobre todo quién les manda ser COJUDOS.




No hay comentarios: