miércoles, 8 de octubre de 2014

El Síndrome del Mango Verde






A Yarinacocha - Pucallpa - Ucayali, le sucede lo que es muy común observar en cada primavera, con esa capacidad abundante diría, de producir los deliciosos mangos. Nos preguntamos ¿cuántos de ellas (las frutas) son consumidas en su momento de esplendor?, muy pocos; por que en el subconsciente de niños y adultos, propios y extraños (en la actualidad), está presente y muy adentro el "yo lo vi primero".  Se entiende la afición o el "vicio" de comer frutas verdes con sal (bien, si lo hacen con el fruto sembrado), pero ahí radica uno de los factores condicionantes para actuar con ese afán tan natural de coger lo primero que encuentras (sin respetar la propiedad ajena ni el orden) y sobre todo competir con quien tengas a tu lado. Todo desde el subconsciente; de manera consciente sabemos que las frutas se comen maduras y es el mayor disfrute que la naturaleza nos brinda.

Debo considerarme un afortunado, al haber tenido la dicha de tener unos padres que me enseñaron a saborear la vida y todo a su tiempo.  Cuando llegué a Yarinacocha por lo años setenta, me convencí que es el mejor lugar donde vivir y disfruté su casi hasta entonces virginal naturaleza, sus aguas salubres aún, su espesa vegetación ribereña, sus peces (que saltaban de lado a lado la canoa maravillándome), sus aves y primates (presentes en cada caminata brindándome con timidez su bienvenida), su aire puro, su gente que te saludaba y nos saludábamos, niños y adultos aún sin conocernos; en fin, era una fruta madura que saboreaba, era la vida y la naturaleza en toda su magnitud.
Hoy en día tenemos, casi diría yo, una región nueva que intenta remedar (o mirar con nostalgia) lo que antaño; solo que los que habitamos y gobiernan en este todavía hermoso lugar, debemos decidir ahora con toda nuestra plena conciencia, si persistir en el intento de regresar aunque sea unos pasos para consolidar una ciudad amazónica con grandes destellos de modernidad o convertirla en una ciudad moderna incrustada en una selva llorosa y nostálgica de su pasado glorioso.

Actualmente, los que nos gobernaron (los salientes) presumen de exitosos, cuando hay que entender que realmente pusieron su esfuerzo, eso es verdad, pero también es verdad que el Perú atraviesa buenos momentos en su economía y que fue posible muchas obras importantes que agradecemos; pero no olvidemos de decidir qué es lo que queremos para Ucayali, y empecemos a mirar a treinta o cincuenta años adelante; y que las autoridades elegidas recientemente piensen en el sabor de una región "madura" por todos sus extremos, es lo ideal, y no empezar a devorarse de modo egoista esa fruta verde que quiere verse esplendorosa, colorida  y que satisfaga en buena forma a todos los que esperamos más de ella; como repito yo ya la disfruté, pero me encantaría seguir disfrutando y verla disfrutar a esas nuevas generaciones que aún no saben ni entienden lo que está pasando en esta forma de gobernar y hacer política en nuestro país de hoy.

jueves, 2 de octubre de 2014

De exclusiones y otras pesadillas

 Una de las grandes taras en nuestro país, es el creernos intocables, porque tenemos la firme convicción de estar siempre haciendo lo correcto, por ello podemos observar cuando apresan a un delincuente las mamás salen a gritar a los cuatro vientos que sus hijos son inocentes sin mayor juicio, y que no son capaces de matar una sola mosca; por lo tanto puedo entender donde nace esa vocación. Sabemos todos que en política estamos en las antípodas de lo que hasta hace medio siglo se tenía como imagen de los políticos.
Hoy en día, ser político significa participar en una contienda electoral; cuando puedo afirmar que la mayor cantidad de ciudadanos que hacen política, muy pocas veces se les ve en esos avatares, por lo expuesto a nadie interesa leer por lo menos las reglas de juego de una contienda electoral.  Han pasado tres procesos electorales con nuevas normas para estos acontecimientos y el resultado es haber hecho tabla raza de estas normas; pero es necesario, y ahora momento de empezar de una vez por todas, de cumplir las normas y no solo en procesos electorales sino en toda actividad que marque el andar de la ciudadanía para soñar siquiera, componer este bendito país que existe por la errónea manera de creer que Dios es peruano.
Volviendo a nuestro proceso electoral en Ucayali, la exclusión de candidatos por parte del JEE, no debe llamarnos la atención y peor aun, horrorizarnos; pero la costumbre de ver nuestra culpa en pellejo ajeno es un deporte que marca la forma de hacer política en nuestro país, "nadie pierde una elección solo que el otro hizo trampa".
Con el pedido de exclusión de cuatro candidaturas por mentir en la hoja de vida, el que menos y sobre todo los aludidos; han empezado a ver demonios en el solicitante cuando realmente lo llevan dentro y que sus pesadilla son generados por ellos mismos al no hacer bien las cosas y por que el gusanillo del poder les indujeron a decir que SON lo que NO SON.
El JEE excluyó de este proceso al candidato de APP por Yarinacocha y nadie dice nada, porque no está en su piel; particularmente no opino que esté bien o mal, por que lo justo es pensar, que está en correcta sincronización con las reglas de juego electoral y al que le tocó, a meditar un poco, a arrepentirse  o a llorar al río (tiene para elegir), pero no me vengan con culpar a otros de su "mala suerte". APP es el partido en que milito, cuyos integrantes a nivel nacional son la muestra clara de lo que ocurre en nuestra sociedad y cualquier otra agrupación política y de otra índole, donde cohabitan mentirosos, honrados, piratas y filibusteros; y que es necesario decantar desde adentro y desde afuera.
Esperemos con serenidad el pedido de exclusión y lo que determine el JEE, y no echen la culpa a APP de sus pesadillas, quién les manda ser arrogantes, quién les manda no medir su grado de soberbia (porque todos los políticos lo tienen, me incluyo); pero sobre todo quién les manda ser COJUDOS.




martes, 19 de agosto de 2014

La lista de Candidatos intentando pasarse de Listos.

Para ampliar la imagen , haga Click sobre ella.  





































domingo, 17 de agosto de 2014

Hagamos algo, o habrá más de lo mismo.





Del qué y cómo nos valemos para decidir en épocas electorales no ha cambiado mucho en lo que va de este último medio siglo, del cual soy testigo. Sí, cambió la forma de como nos presentan las posibles soluciones, y de ello le queda gran responsabilidad a los medios de comunicación, marcando una gran diferencia en el tiempo, para bien o para mal de muchos.

La influencia de los medios sobre esa gran mayoría (que es quien le da el triunfo a uno u otro candidato), no deja de ser artera porque tiene propios intereses, pero en fin, eso es lo que "nuestra democracia manda".  Es hora de por lo menos ponernos a pensar, que si los cambios exigídos a nuestros gobernantes y que nunca llegan (no corrupción, buena administración), acaso no tendrán solución o está en nosotros los electores?. Describamos alguno aspectos tal como nos conducimos y encontremos una mejor forma de elegir.

  • La simpatía y el carisma, si bien son características importantes en el desarrollo de un negocio o actividades de profesión u oficio, considero de escasa relevancia y menos como para considerarlo "muy importante" como factor de decisión electoral.  Los intelectuales, generalmente no son carismáticos, a menos que hayan atravesado la linea de la genialidad y ahí tienen una brillante oportunidad; no conozco jefes carismático, pero tal vez simpáticos que no es lo mismo.  Está en nuestros genes elegir a los bonitos(as), a los carismáticos, aunque no sirvan para otra cosa; el día que esta genética se rompa y nos dejáramos atraer por  la inteligencia, los valores, es seguro que ingresaremos a ese mundo que todos aspiramos y poco hacemos para que se haga realidad.
  • Esperamos que el candidato sea quien deba tocar la puerta, cuando en realidad como en muchos aspectos de la vida hay que salir a buscar; y salir a buscar significa revisar su vida privada (sí, su vida privada, no su vida íntima; y no me vengan con la cojudez que la vida privada no importa), estado de salud física y mental, planes de gobierno, relaciones sociales, interinstitucionales, en resumen todo lo que pueda interesar, para una mejor función a la que postula.  El estado físico, sobre todo en nuestra amazonía y serranía , es de vital importancia para que nuestra autoridad elegida pueda llegar sin obstáculos a todos los puntos geográficos de la jurisdicción, eso lo requieren los gobernados.
  • Es que tiene que ser hijo del pueblo (aunque hace cincuenta años a menos, aún podíamos escuchar a alguien hablar del saqueo español como causante de nuestra desgracia), claro que nos gobiernan hijos de .... el pueblo, pero entendamos que cada uno refleja lo que la sociedad en su conjunto es, con algunas diferencias y nuestras comunidades tienen de todo, no me imagino un pueblo de gente honrada gobernado por un corrupto y viceversa. Y si como hijo del pueblo se entiende a los de modesta condición, pues les digo que no todos los pobres son buenos ni todos los ricos son malos.
  • Ha robado pero hizo obras, sobre todo cuando hablamos de los reeleccionistas; para los que piensa de este modo, simple y llanamente cruzaron el Rubicón entre lo racional y la estupidez. 
  • Tiene que ser de la zona porque conoce los problemas de nuestra localidad; claro que muchos son de la "zona", conocen los problemas pero no la solución y si los de la zona son mejores, nunca tendrían problemas que resolver o en su defecto ya lo hubieran resuelto.  Es hora de desterrar el chauvinismo , concepto propio de cerebros estrechos.
  • Somos lapidarios con otras opciones; nadie es tan bueno ni tan malo, calificativo aparte para los que han infringido la ley y tienen sentencia; estoy de acuerdo que tenemos derecho a rehacer o reinvindicar la vida, su vida, pero sería mejor que lo hagan en otra parte (un cargo público es un premio para el que no creyó en nuestra sociedad y sus normas). Por el solo hecho de no profesar la misma corriente política, te vuelves un "ilustre desconocido" por decir lo menos y no hablar de otros adjetivos.
  • Creemos que la televisión o la radio te sacarán de algunas dudas, cuando en realidad son los que más dudas implantarán en la mayoría de las mentes, no hay negocio más vil que nuestra televisión actual, leer los diarios ayuda poco, pero aún así tenemos en la actualidad la mejor disposición de información para estar mejor enterados de lo que pasa, el que no  lo está es porque no quiere; pero hay que buscar la información y que no te llegue de balde.

Apuntemos a un enfoque interno de nuestras vidas y de lo que sucede en nuestra sociedad, y no vayamos por ahi culpando a otros o a la mala suerte de nuestra desazón, dejemos de creer en cantos de sirena, dejemos de deshojar margaritas para asuntos tan trascendentales; el Perú - decimos - es más grande que todos sus problemas, sí, pero esa grandeza no lo he visto actuar hasta ahora, HAGAMOS ALGO O TENDREMOS MÁS DE LO MISMO.


domingo, 10 de agosto de 2014

¿Podría un alcalde vivir tranquilamente con el sueldo que le corresponde?

Como estamos acostumbrados en nuestro medio a lo blanco o lo negro, la respuesta que doy vendría de este modo: con la conciencia tranquila SI, y hasta sin el dichoso sueldo (aunque la experiencia me dice que la relatividad no deja de estar presente en este tema); debo explayarme un tanto para sustentar mi respuesta no sin antes resaltar y que por más esfuerzos que haga, el tema es polémico.
Hay ciudadanos que creen que los alcaldes deben ganar más para trabajar con la tranquilidad necesaria, y otros piensan que hay que hacer recortes y para variar, existen los que piensan que deben donar el sueldo a una obra de bien social, en el espectro de nuestra sociedad todas esas ideas son factibles de realizar, pero hay ciertas condiciones que se deben dar.
Cuando dije "con la conciencia tranquila" significa que la actuación de una autoridad debe enmarcarse en lo democrático, en lo transparente, con mucha limpieza en sus actos, sintiéndose un ciudadano más, sin pensar que está por encima de todos y por supuesto sin ninguna corriente en contra que tenga que ver con denuncias (las hay hasta sin razón) para las cuales el susodicho necesitará de recursos para defenderse y no será con dinero del municipio.   Invito a escrudiñar el cuadro siguiente.  


números que necesitan ser afinados pero no están ajenos a la realidad


















A simple vista, nada que pueda ser atractivo desde el punto de vista numérico (para los que sabemos lo que es trabajar o hacer empresa), a más sueldo, más responsabilidades.  
La democracia nuestra (incipiente por cierto) manda que para pretender ser alcalde, los requisitos son los siguientes:
  1. Ser ciudadano en ejercicio y tener DNI. Domiciliar en la provincia o distrito por lo menos dos (2) años consecutivos 
  2. Gozar del derecho de sufragio.
  3. Los extranjeros mayores de 18 con residencia mayor de dos (2) años consecutivos e inscritos en el registro correspondiente pueden elegir y ser elegidos, excepto en municipalidades de frontera.
En resumen, cualquiera (mayor de 18) puede pretender ser alcalde, esa es nuestra legislación, intentando dar amplia apertura; pero contrariamente, se presta a que surjan falsos profetas a pretender cambiar nuestras vidas (eso es lo que ofrecen en campaña).  Hace pocos años se amplío las posibilidades para los jóvenes, hecho que también da pie a interpretaciones dudosas, por lo mismo, muchos creen que basta tener menos de 29 y estas expedito y para todo.
Vayamos a cosas prácticas, un joven sin trabajo y sin responsabilidades familiares (o tal vez estudiando) accede a una alcaldía o una regiduría, o consejería en uno de nuestros distritos; no percibirá sueldo fuera del rango del grupo 1, 2 y 3 a excepción de la provincia de Coronel Portillo y los distritos de Yarinacocha y Manatay, si trabaja con la conciencia limpia (ver concepto arriba), podría vivir con ese sueldo pero su futuro no será muy promisor y peor si algo resulta mal (que es probable).
Un joven con trabajo o una profesión, es muy factible que esté en mejores condiciones que el caso anterior, pero tendrá que sacrificar horas de trabajo profesional y estar expuesto a la espada de Damocles que conlleva ejercer un cargo como este, puede al terminar su mandato, proseguir sus tareas personales con la experiencia  ganada, la satisfacción del deber cumplido y la apertura que ello trae a las personas que ejercen cargos y salen entre el aplauso de la gente. La pregunta sería en qué momento los que ejercieron cargos y de los perfiles que nos referimos hacen dinero para ostentar casas nuevas, carros nuevos y otras perlas, con ese sueldo y de forma limpia?.  En la actualidad hay 33 alcaldes jóvenes en el Perú y hasta donde se, no hay noticias que destaquen su actuación.

La adultez, considero el mejor momento de ese recurso humano para ejercer cargos de esta magnitud y entiéndase adultez no como edad cronológica, como marca la ley, sino la capacidad de cargar responsabilidades personales, familiares, empresariales, sociales y por supuesto de gobierno; y existen menores de 29 años con esas capacidades, pero son pocos y generalmente no quieren poner en riesgo su estado.

Un adulto emprendedor, sabe perfectamente que el sueldo no significa una gran cosa y es por ello que provistos de un sentido social y pensando en el bien común se atreven a estos retos; porque conocen lo que significa la ventaja de los intangibles que un cargo como ser gobierno brinda a la persona y son capaces de sacarle todo el provecho posible; que nos lo diga un ex alcalde de nuestra provincia, que nos comente de ello el congresista Luna de Solidaridad Nacional que cobra S/1.00 como Victor Raul haya de la Torre en la Asamblea Constituyente; sí, es posible hasta llegar a donar el sueldo pero, ser persona de éxito o en su defecto haber logrado importantes metas en su vida, debe ser requisito primordial para atreverse a ocupar el cargo que conduzca el destino de nuestros pueblos.

No he visto encargos de regidurías o consejerías con relevancia, porque a la mayoría lo único que les queda es trabajar en modo perfil bajo (o convertirse en seguridad del presidente regional o ser parte del séquito del mismo  al inaugurar obras) y esperar el fin de mes para el cobro respectivo, una lástima porque las ideas están, el talento también, esperemos que los vientos soplen a favor de nuestra gobernabilidad y por ende a favor de nuestros pueblos; esperemos que existan hombres y mujeres que se atrevan a romper esta forma inequívoca de hacer las cosas, para ello necesitamos UN CAMBIO, como lo pregonan todos, pero un cambio que empiece en la forma de votar, es decir de lo que el pueblo debe adoptar para poder elegir al mejor, no al perfecto, simplemente al MEJOR.

Que existen razones oscuras para pretender un cargo político, sí los hay, allá los que caminan esa senda; y otros dirán que los bajos sueldos se resuelve con los PLUS, eso es otra manera de sacarle la vuelta a las normas. 

Me expongo con esto a que digan que estoy siendo utópico; ¿se puede acaso concebir el mundo sin Utopía?. 


"SIN UTOPÍA LA VIDA SERÍA UN ENSAYO PARA LA MUERTE"  (Joan Manuel Serrat)

















domingo, 9 de marzo de 2008

Ladran Sancho, señal que..........¿Qué de qué Sancho?


Antes de proseguir, un muy animoso saludo a todos los amigos de diferentes partes de esta Patria grande - latinoamérica - y del mundo; que de una u otra forma acceden a este modesto blog, como es f,acil percibir estuve ausente de esta bitácora por cerca a cien días, cambio de estación le llamo a lo que me sucede en mis quehaceres personales y profesionales, pero aquí estoy nuevamente en esta especie de catarsis mental.


En el Perú y más exactamente en la prensa peruana, se acostumbra y al ritmo de los "poderosos de turno" anunciar con bombos y platillos noticias irrelevantes y/o minimizar lo que realmente debe interesar a todos los peruanos.

Escuché hace poco que los niveles de corrupción han disminuido en comparación a otros países de latinoamérica y se hablaba de cero punto y nosecuantos decimales y, como que hay que alegrarnos por ello; que lastima que en mi patria existan los corruptos, los menos corruptos y los corruptillos; así como los peces (Ladrones) gordos y los peces chicos y hasta algunos ensayamos darle matiz elegante con eso de ladrones de saco y corbata. A mi me enseñaron, y así me quedare, que el ladrón es ladrón así haya robado un Sol ó millones juntos.


Y orientándonos al titulo de este post, pues, en la región donde vivo, Ucayali Perú, cuando uno habla de corrupción de las autoridades de turno y da ejemplos de algunos casos, lo que estilan algunos "periodistas" contratados para ello, es minimizar tales hechos como que nos fijamos en pequeñeces y vieran como como defienden a sus "patrones" de turno y abren sus bocazas para mencionar la consabida frase "landran, Sancho, señal de que avanzamos" y lo dicen de un modo como dándonos a entender además que leyeron Don Quijote de la Mancha (cuando en esta gran obra no figura esta frase). Y sin que casi nadie se diera cuenta ya nos dijeron perros (que son los que ladran hasta donde sé).


Pues, sin pretender ofender al mejor amigo del hombre ni mucho menos, lo tomo con bastante gracia al insultillo, les hago saber a estos grandisimos zamarros que también los perros ladran cuando el ladrón entró a la huerta.

martes, 13 de noviembre de 2007

¡Detengan al ladrón!

La venta del día fue por demás exitosa, un domingo cualquiera en el mercado del distrito de Jesus maría. Eran días de inflación, de vendedores ambulantes, de caos; para que se ubiquen, eran tiempos de Alan Garcia y compañia. Tiempos que da miedo recordar y más miedo aun teniéndolos de nuevo "dirigiendo" el pais. Eran tiempos de un joven ebanista que aun en los peores momentos no perdió el optimismo, y radiante él con el dinero en el bolsillo, soñaba con sus proyectos sus sueños sus ilusiones y tambien cómo hacer para que el monstruo de la inflación no deshaga lo soñado. Como el día terminó temprano compartía vivencias con otro amigo sobre la plataforma de una camioneta, se tenía un buen panorama desde ahi.
De pronto una voz femenina rompiendo la monotonia del caos, ¡Deténganlo! ¡Detengan al ladron!. Lo curioso era que todo el mundo volvió la mirada a donde provenía los gritos por el puro inmpulso de la curiosodad pero nadie se atrevía a hacer algo por la angustiada señora. Por la posición privilegiada observe el siguiente cuadro, un jovenzuelo adelante a toda carrera, el que efectuó el robo, seguido más atras por otros dos jovenes que gritaban tambien ¡ladrón!, ¡ladrón! y seguidos inmediatamente por la atribulada dama; era tan fácil darse cuenta que los otros dos eran compinches y lo que hacian era mas bien obstaculizar el intento de la señora de ponerle la mano encima.
De lo que hize en ese instante no es momento para contarlo ni ufanarme de nada; sólo que me vino a la memoria por un simple paralelismo con lo que en estos tiempos estamos atravezando en esta nuestra región y tal vez en nuestro pais, crisis moral le dicen.
Decía en un post anterior no somos pueblos pasivos solo somos pobres con una gran dificultad para encarar la tribulaciones de la corrupción, porque es una verdad que hoy por hoy afrontar a los corruptos es de verdad una tarea que no sólo se requiere de valentía sino tambien de tiempo y algo de recursos económicos; y en momentos como los actuales del tan mentado "día a día" - para los que no lo entienden significa trabajar un día y vivirlo y día que no trabajas mañana será un gran problema - son pocos los que pueden atreverse .
Y cuando lo haces y señalas al ladron apareceran otros afirmando lo mismo con la única intensión de informarse y conocer tus fuentes para despues sin ningun rubor sindicarte como el ladrón y de pronto pasas de acusador a acusado, estrategia de los malditos. Así de ese modo se va la fuerza de la acción, y se va el tiempo y llega la prescripción y todas esos amarres que los políticos crean para su propia protección.
Me considero un hombre paciente y de gran fé.
Fé en aquello de "el que la hace la paga"
Fé en la sabia naturaleza con capacidad de fagocitar todo los cuerpos extraños que dañan las entrañas de nuestra sociedad.
Fé en un futuro promisor para nuestro distrito y nuestro pais solo que hay un cancer que tenemos que extirpar, juntos seremos fuerte, juntos seremos grandes, pero primero ¡Detengamos al ladrón!.